Santo del día

En Sevilla, ciudad de la provincia hispánica de Bética, santas Justina y Rufina, vírgenes, que, detenidas por el prefecto Diogeniano, después de ser sometidas a terribles tormentos fueron encerradas en una cárcel, donde les hicieron pasar hambre y torturas. Justa exhaló su espíritu encarcelada y Rufina, por seguir proclamando su fe en el Señor, fue decapitada († hacia el año 287).

Otros santos del día:

• En Cartago, hoy día en Tunicia, nacimiento en el cielo de los mártires escilitanos Esperado, Narzalo, Citino, Venturio, Félix, Aquilino, Letancio, Genara, Generosa, Vestina, Donata y Segunda, todos los cuales, por orden del procónsul Saturnino y por haber confesado a Cristo, primero fueron encarcelados, al día siguiente atados a un madero y, finalmente, al mantenerse firmes en su fe en Cristo y negarse a dar culto al emperador como si fuera un ser divino, condenados a la pena capital, y puestos todos de rodillas en el lugar en que iban a ser ejecutados, dando gracias a Dios fueron decapitados († 180).

• En Amastris, en Paflagonia, hoy día en Turquía, san Jacinto, mártir († hacia el s. III).

• En Milán, ciudad de Liguria, hoy Lombardía, región de Italia, santa Marcelina, virgen, hermana del obispo san Ambrosio, a la que el papa Liberio impuso el velo de consagrada en la basílica romana de San Pedro, en la fiesta de la Epifanía del Señor († finales del s. IV).

• En Roma, en la basílica situada en el monte Aventino, se celebra con el nombre de Alejo a un hombre de Dios que, como cuenta la tradición, dejó su opulenta casa para vivir como un pobre mendigo pidiendo limosna († s. IV).

• En Auxerre, en la Galia Lugdunense, actualmente en Francia, san Teodosio, obispo († s. VI). 

• En Pavía, ciudad de la Liguria, hoy en Lombardía, región de Italia, san Ennodio, obispo, que compuso himnos en honor de los santos y de sus lugares de culto, y repartió generosamente sus bienes († 521).

• En Deurne, cerca de Anvers, de Brabante, en Austrasia, actualmente en Bélgica, san Fredegando, monje, al parecer procedente de Irlanda, que colaboró con san Foilán y otros misioneros itinerantes († s. VIII).

• En el monasterio de Winchelcumbe, de Mercie, en Inglaterra, san Kenelmo, príncipe de esta región, mártir según la tradición († hacia el año 812).

• En Roma, en la basílica de San Pedro, san León IV, papa, protector de la ciudad y defensor del primado de Pedro († 855).

• En Stockerau, cerca de Viena, en Baviera (hoy Austria), san Colmano, irlandés, que, cuando se dirigía como peregrino en nombre de Dios a Tierra Santa, le confundieron con un enemigo que exploraba el terreno, por lo cual le colgaron de un árbol, llegando de este modo a la Jerusalén celestial († 1012).

• En Nitra, en la ribera del río Waag, en los montes Cárpatos, en territorio de la actual Eslovaquia, santos Zoerardo, o Andrés, y Benito, ermitaños, que, venidos de Polonia a Hungría a petición del rey san Esteban, llevaron en la soledad del monte Zabor una vida eremítica durísima († 1031 y 1034).

• En Cracovia, ciudad de Polonia, santa Eduvigis, reina, que, nacida en Hungría, heredó el reino de Polonia y se casó con Jaguelón, gran señor de Lituania, que recibió en el bautismo el nombre de Ladislao, y con quien implantó la fe católica en ese territorio de Lituania († 139

• Conmemoración de los mártires beatos Ignacio de Acebedo, presbítero, y treinta y ocho compañeros, religiosos, todos de la Compañía de Jesús, que cuando se dirigían a las misiones del Brasil, su nave, de nombre “San Jacobo”, fue asaltada por un barco pirata, cuyos ocupantes, por odio a los católicos, los traspasaron con espadas y lanzas († 1570). 

• En París, capital de Francia, beatas Teresa de San Agustín (María Magdalena Claudina) Lindoine y quince compañeras, vírgenes del Carmelo de Compiègne y mártires, que durante la Revolución Francesa se mantuvieron fieles a la observancia monástica y ante el patíbulo renovaron las promesas bautismales y los votos religiosos († 1791).

• En Zhujiaxiezhuang, pueblo cercano a Shenxian, en la provincia china de Hebei, san Pedro Liu Ziyu, mártir, el cual, durante la persecución desencadenada por el movimiento de los Yihetuan, desoyendo a los amigos que le aconsejaban apostatar, permaneció firme en la fe cristiana ante el mandarín, por lo que fue traspasado con espada († 1900).

• En distintas regiones de Cataluña, España, beatos Federico de Berga (en el siglo Martí Tarrés Paigpelat) y 25 compañeros, españoles, sacerdotes y hermanos laicos de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, asesinados por odio a la fe († 1936).

• En Leopoldvara, de Eslovaquia, beato Pablo (Pedro) Gojdich, obispo y mártir, que siendo pastor de la eparquía de Presov, durante el régimen contrario a Dios fue encarcelado, sufriendo toda clase de pruebas, de modo que, tratado atrozmente, pero manteniendo la palabra de Cristo en una confesión constante, pasó a la vida gloriosa († 1960).

• En Chamical, en La Rioja, en Argentina, beatos Enrique Ángel Angelelli Carletti, obispo, y  los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville, y el laico  Wenceslao Pedernera, mártires por odio a la fe († 1976).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día

Imagen con mensaje