Santo del día

Nació en 1815, en Castelnuovo de Asti (Piamonte-Cerdeña) y murió en Turín en 1888. Fue sacerdote y escritor de numerosas obras, dedicadas principalmente a la educación de los jóvenes, pues ésta fue su tarea principal a lo largo de su vida: entrega total al mundo juvenil más abandonado. Su prestigio como sacerdote y como educador le valió el respeto de las autoridades civiles y religiosas de su tiempo y de su país, así como una notable fama en el extranjero. Creó escuelas, talleres de formación profesional, imprentas, publicaciones, grupos juveniles y fundó la Sociedad Salesiana y, con la ayuda de santa María Dominica Mazzarello, el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, para enseñar oficios a la juventud e instruirles en la vida cristiana. Es patrono del cine, la formación profesional y los ilusionistas.

Otros santos del día:

• En Corinto, ciudad de la Acaya (hoy Grecia), santos mártires Victorino, Víctor, Nicéforo, Claudio, Diodoro, Serapión y Papías, que consumaron su martirio después de innumerables suplicios, en tiempo del emperador Decio († hacia el año 250).

• Conmemoración de san Metrano, mártir de Alejandría, en Egipto, el cual, siendo emperador Decio, por negarse a proferir palabras impías como le exigían los paganos, le atormentaron cruelmente y, llevado fuera de la ciudad, le apedrearon hasta la muerte († hacia el año 249).

• También en la ciudad de Alejandría, santos mártires Ciro y Juan, que, después de muchos tormentos, fueron degollados por confesar a Cristo († s. IV).

• En Módena, ciudad de la Emilia (hoy Italia), san Geminiano, obispo, que protegió a su Iglesia del error de los arrianos y la mantuvo en la fe ortodoxa († s. IV).

• En Persia, pasión de san Abrahán, obispo de Arbela, el cual, bajo Sapor, rey de los persas, fue degollado por negarse a adorar al sol († 345).

• En la ciudad de Novara, en la Liguria (hoy Italia), san Julio, presbítero († principios del s. IV).

• En Roma, conmemoración de santa Marcela, viuda, la cual, como recuerda san Jerónimo, abandonando sus riquezas y dignidades, se ennobleció con la pobreza y la humildad († 410).

• En Ferns, en Irlanda, san Maedoc o Aidano, obispo, que fue el fundador del monasterio y se distinguió por su austeridad († hacia el año 626).

• En el territorio de Coutances, en Neustria (hoy Francia), san Waldo o Gaudo, obispo de Évreux († s. VII).

• En Viktorsberg, cerca de Rangvillach, en Vorarlberg, de la región de Baviera meridional (hoy en Austria), san Eusebio, que, nacido en Irlanda, se hizo peregrino por Cristo y después fue monje en la abadía de Sankt Gall, terminando sus días como eremita († 884).

• En Roma, beata Ludovica Albertoni, que educó cristianamente a sus hijos y, al morir su esposo, entró en la Tercera Orden de San Francisco y prestó ayuda a los necesitados hasta tal punto que de ser rica llegó a ser pobre († 1533).

• En Nápoles, ciudad de la Campania, en Italia, san Francisco Xavier María Bianchi, presbítero de la Orden de Clérigos Regulares de San Pablo, el cual, dotado de carismas místicos, convirtió a muchos a una vida según la gracia del Evangelio († 1815).

• En Corea, santos mártires Agustín Pak Chong-won, catequista y cinco compañeros, todos los cuales, por mantener fielmente la profesión de su fe cristiana, después de sufrir varios tormentos fueron degollados, glorificando así a Dios († 1840).

• En Nápoles, Italia, Beata María Cristina de Saboya, Reina, que se destacó por sus virtudes, obras de piedad y prácticas religiosas († 1836).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día

Lucas 5, 17-26

Un día, estaba Jesús enseñando, y estaban sentados unos fariseos y maestros de la ley, venidos de todas las aldeas de Galilea, Judea y Jerusalén.

Continuar leyendo »

Imagen con mensaje