Santo del día

Fue médico y también obispo de Sebaste, en Armenia (en el noreste de la actual Turquía). Realizó, según la tradición, numerosos milagros, entre ellos curar a un niño que se había tragado una espina de pescado, por lo que se le considera desde muy antiguo abogado contra las enfermedades de la garganta y laringe. Vivió en una cueva, en el monte Argeus, donde acudían los animales, según la leyenda, a los que curaba. Por ser cristiano, padeció el martirio en tiempo del emperador Licinio, por orden de Agrícola, gobernador de Capadocia, que intentó que renegara de su fe, sin conseguirlo. Fue arrojado a un lago, pero se mantuvo sobre la superficie sin hundirse. Cuando salió a tierra, fue torturado y decapitado hacia el año 320. Es un santo muy popular y muchas ciudades lo tienen como patrono.

Otros santos del día:

• San Óscar o Ansgario, obispo de Hamburgo y después también de Brema, en Sajonia, actualmente en Alemania, el cual, siendo monje del monasterio de Corbie, fue designado por el papa Gregorio IV como legado para todas las tierras del norte de Europa, anunciando el Evangelio a grandes multitudes de Dinamarca y Suecia y consolidando allí la Iglesia de Cristo. Después de superar con ánimo invicto muchas dificultades, desgastado por sus trabajos murió en Brema († 865).

• En Jerusalén, conmemoración de los santos Simeón, anciano honrado y piadoso, y Ana, viuda y profetisa, que merecieron saludar a Jesús niño como el Mesías y Salvador, esperanza y redención de Israel, en el momento en que, según la ley, fue presentado en el Templo.

• En Cartago, ciudad de África, hoy día en Túnez, san Celerino, lector y mártir, que confesó denodadamente a Cristo en la cárcel, entre azotes, cadenas y otros suplicios, siguiendo las huellas de su abuela Celerina, anteriormente coronada por el martirio, y de sus tíos Lorenzo, paterno, e Ignacio, materno, los cuales, habiendo servido en campamentos militares, llegaron a ser soldados de Dios, obteniendo del Señor palmas y coronas con su gloriosa pasión († s. III).

• En Poitiers, en Aquitania, hoy día en Francia, san Leonio, presbítero, que fue discípulo de san Hilario († s. IV).

• En Gap, de la Provenza, en Francia, santos Teridio y Remedio, obispos († s. IV/V).

• En Lyon, en la Galia, también en la actual Francia, san Lupicino, obispo, que vivió en la época de la persecución bajo los vándalos († hacia finales del siglo V).

• En el monasterio de Celle, en Hanonia, en la actual Bélgica, san Adelino, presbítero y abad († hacia el año 696).

• En Chester, en la región de Mercia, en Inglaterra, santa Wereburga, abadesa de Ely, que fundó varios monasterios († hacia el año 700).

• En Meerbeke, en Brabante, hoy en Bélgica, santa Berlinda, virgen, que se distinguió en esa ciudad por su vida religiosa de pobreza y caridad († s. IX-X).

• En el monasterio cisterciense de Froidemont, en la región de Beauvais, en Francia, beato Helinando, monje, el cual, después de haber vivido como trovador itinerante, abrazó la vida humilde y escondida en el claustro († después del año 1230).

• En Londres, en Inglaterra, beato Juan Nelson, presbítero de la Compañía de Jesús y mártir, que por haber negado la suprema potestad de la reina Isabel I en lo referente a la vida del espíritu, fue condenado a muerte y ahorcado en Tyburn († 1578).

• En Lyon, en Francia, santa María de San Ignacio (Claudina) Thévenet, virgen, quien, movida por la caridad y con ánimo esforzado, fundó la Congregación de las Hermanas de Jesús y María, para la formación espiritual de las jóvenes, especialmente las de condición humilde († 1837). 

• En Bourg-Saint-Andéol, en la región de Viviers, en Francia, beata María Ana Rivier, virgen, la cual, durante la Revolución Francesa, que suprimió todas las órdenes y congregaciones religiosas, instituyó la Congregación de las Hermanas de la Presentación de María, para educar en la fe al pueblo cristiano († 1838).

• En la población de Steyl, en los Países Bajos, beata María Elena Stollenwek, virgen, que colaboró con el beato Arnoldo Janssen en la fundación de la Congregación de las Misioneras Siervas del Espíritu Santo y, habiendo abandonado la función de superiora, se entregó a la adoración († 1900).

• En Dachau, cerca de Munich, en Alemania, beato Aloiso Andritzki, presbítero y mártir, asesinado durante el dominio de un régimen hostil a Dios y a la dignidad humana († 1943).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día

Lucas 12, 32-48

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No temas, pequeño rebaño, porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el reino. Vended vuestros bienes

Continuar leyendo »

Imagen con mensaje