Santo del día

San Antonio María Claret, obispo, que, ordenado presbítero, durante varios años se dedicó a predicar al pueblo por las comarcas de Cataluña, en España. Fundó la Sociedad de Misioneros Hijos del Corazón Inmaculado de la Virgen María y, ordenado obispo de Santiago de Cuba, trabajó de modo admirable por el bien de las almas. Habiendo regresado a España, tuvo que soportar muchas pruebas por la Iglesia, muriendo desterrado en el monasterio de monjes cistercienses de Fontfroide, cerca de Narbona, en el mediodía de Francia († 1870).

Otros santos del día:

• En Hierápolis, en Frigia, hoy día en Turquía, santos Ciríaco y Claudiano, mártires († s. inc.).

• En Constantinopla, hoy Estambul, en Turquía, san Proclo, obispo, que proclamó insistentemente a la Virgen María como Madre de Dios, dispuso el solemne retorno de los restos de san Juan Crisóstomo a esta ciudad y, en el Concilio Ecuménico de Calcedonia, mereció ser llamado “Grande” († 446).

• En la ciudad de Nagrán, en Arabia, martirio de los santos Aretas, príncipe de la ciudad, y trescientos cuarenta compañeros, que, en tiempo del emperador Justino, fueron asesinados por Du Nuwas o Dun’an, rey de los himyaritas († 523).

• En la región de Tours, en Neustria, actualmente en Francia, san Senoco, presbítero, que construyó un monasterio en unas antiguas ruinas, mostrándose asiduo a las vigilias, a la oración y a la caridad hacia los siervos († 576).

• En el monasterio de Vertou, en el territorio de Armórica, en la Galia, también en la actual Francia, san Martín, diácono y abad, al que san Félix, obispo de Nantes, envió para convertir a los paganos de la región († s. VI).

• Cerca de Tongres, en el Brabante, en Austrasia, hoy en Bélgica, san Evergislo, obispo de Colonia y mártir, que, en el ejercicio de su misión pastoral, mientras se dirigía a Poitiers, fue asesinado por unos malhechores († hacia el año 590).

• En Bretaña Menor, en la actual Francia, san Maglorio, que, discípulo de san Iltuto, sucedió a san Sansón como obispo de Dol y después llevó vida solitaria en la isla de Serk, según cuenta la tradición († hacia el año 605).

• En Coutances, en Neustria, también en la actual Francia, san Fromundo, obispo, que fundó el monasterio de monjas de Ham y ejerció sus funciones pastorales movido por el amor de Dios († s. VII).

• En Hué, ciudad de Annam, hoy en Vietnam, san José Le Dang Thi, mártir, que, siendo militar, fue encarcelado por ser cristiano y en medio de los tormentos a que le sometieron no cedió en su fe, dando testimonio ante sus compañeros de prisión, por lo que acabó estrangulado en tiempo del emperador Tu Duc († 1860).

• En la ciudad de Como, en Italia, san Luis Guanella, presbítero, que fundó la Congregación de los Siervos de la Caridad y también la de las Hijas de Santa María de la Providencia, para atender a las necesidades de los desamparados y afligidos, y procurarles la salvación eterna († 1915).

• En Ronco all’Adige, en la región de Verona, también en Italia, beato José Baldo, presbítero, que, entregado al ministerio pastoral, fundó la Congregación de las Pequeñas Hijas de San José, para atender a los ancianos y a los enfermos, así como para educar a niños y jóvenes († 1915).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día

Lucas 5, 17-26

Un día, estaba Jesús enseñando, y estaban sentados unos fariseos y maestros de la ley, venidos de todas las aldeas de Galilea, Judea y Jerusalén.

Continuar leyendo »

Imagen con mensaje