Imagen con mensaje

Los santos nos llaman constantemente a seguir al Señor como Él quiere que le sigamos: sirviendo a los más necesitados. No hay otro camino si realmente queremos ser consecuentes con la fe que se nos ha dado gratuitamente. La voluntad de Dios es la que tenemos que cumplir, no nuestros caprichos e intereses. Aunque cueste, aunque resulte desagradable, aunque nos vaya en ello el prestigio e, incluso, la vida.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día