Evangelio del día

Donde está tu tesoro, allí estará tu corazón

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«No atesoréis para vosotros tesoros en la tierra, donde la polilla y la carcoma los roen, donde los ladrones abren boquetes y los roban. Atesorad tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni carcoma que se los roen, ni ladrones que abran boquetes y roban. Porque donde está tu tesoro allí estará tu corazón. La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, tu cuerpo entero tendrá luz; si tu ojo está enfermo, tu cuerpo entero estará a oscuras. Si, pues, la luz que hay en ti está oscura, ¡cuánta será la oscuridad!».

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Santoral del día

San Pedro Da

San Pedro Da

En el lugar de Qua Linh, en Tonquín, hoy Vietnam, san Pedro Da, mártir, quien, de oficio carpintero y sacristán, fue sometido a muchos y

Continuar leyendo »

Imagen con mensaje