Imagen con mensaje

Nada de lo que hagamos, por muy heroico y grande que sea, nos servirá para nuestro enriquecimiento espiritual, e incluso humano, si no ponemos en ello caridad. Es decir, que únicamente el amor hacia los demás es lo que nos salvará. Porque la fe que hemos recibido del Señor Jesús está basada en el pilar indestructible del amor. Él nos amó hasta dar su vida por nosotros para que nosotros le amemos a él y amemos a los hermanos. Uno y otro amor son la misma cosa. Y esto es lo que debemos poner en cuanto hagamos, sean actos heroicos o sencillos. Sin ello, estaremos vacíos.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Evangelio del día

Juan 16, 5-11

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Ahora me voy al que me envió, y ninguno de vosotros me pregunta: “¿Adónde vas?” Sino que,

Continuar leyendo »