Imagen con mensaje

Desde los comienzos de la historia del cristianismo se ha venido insistiendo en que el amor es el mandamiento esencial que Cristo nos ordenó practicar no solamente con nuestros amigos sino también con nuestros enemigos. Si realmente queremos ser auténticos seguidores de Jesús, no tenemos otro camino por el que andar que no sea el de amar sin esperar recibir nada a cambio. Si no amo, no sirve de nada lo que haga, por muy bueno que pueda parecer a los ojos de los demás. En el amor me encuentro con quien entregó su vida por amarme a mí.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día

Lucas 5, 17-26

Un día, estaba Jesús enseñando, y estaban sentados unos fariseos y maestros de la ley, venidos de todas las aldeas de Galilea, Judea y Jerusalén.

Continuar leyendo »

San Sabas

Cerca de Jerusalén, san Sabas, abad, que, nacido en Capadocia, se retiró al desierto de Judea, en donde fundó un nuevo estilo de vida eremítica

Continuar leyendo »