Imagen con mensaje

A menudo los actos que realizamos con los que nos rodean son de una gran sencillez, como una sonrisa, un «buenos días», un «cómo estás»… Es en esas cosas pequeñas donde podemos practicar la virtud de servir, para así contribuir a crear una sociedad menos egoísta, donde desterremos las enemistades para que la caridad sea la norma bajo la que nos cobijemos. Es fácil tratar a los demás con respeto, cariño y espíritu de servicio.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Evangelio del día

Marcos 2, 18-22

En aquel tiempo, como los discípulos de Juan y los fariseos estaban de ayunando, vinieron unos y le preguntaron a Jesús: -«Los discípulos de Juan

Continuar leyendo »

San Antonio, abad

San Antonio, abad,  nació en el seno de una familia de acaudalados campesinos egipcios, a mediados del siglo III. Habiendo perdido a sus padres, distribuyó

Continuar leyendo »