Imagen con mensaje

Si cultivas en el corazón rencores, terminas descuidando tu misión y también descuidas a las personas – San José Moscati

Una persona rencorosa no va por buen camino. Quien desea ser buen cristiano, aparta de sí el rencor para poder abrazar a los demás con amor, sirviéndoles en las ocasiones en que lo necesitan. Un corazón despojado de rencores es un corazón lleno de paz y dispuesto a cumplir con sus obligaciones correctamente, ayudando a las personas que tiene junto a él.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día

Marcos 6, 30-34

Marcos 6, 30-34

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: «Venid vosotros

Continuar leyendo »