Santo del día

Adriano (o Adrián), junto con Eubulo, iba a Cesarea a visitar a los cristianos. Al entrar en la ciudad, los guardias les preguntaron por el motivo de su viaje. Respondieron la verdad y por ello fueron llevados ante el gobernador Firmiliano. Éste mandó que los azotaran y les desgarraran las carnes con garfios de hierro para ser arrojados a las fieras. Durante las fiestas de la diosa Fortuna, tras ser herido por un león, Adriano fue decapitado. Dos días más tarde también sería martirizado Eubulo. Era el año 309.

Otros santos del día:

• Conmemoración de san Teófilo, obispo de Cesarea, en Palestina, que en tiempo del emperador Septimio Severo brilló por su sabiduría e integridad de vida († 195). 

• En Pamfilia, en la actual Turquía, san Conón, mártir, hortelano de profesión, que bajo el emperador Decio fue obligado a correr ante un carro con los pies atravesados por clavos y, cayendo de rodillas, entregó el espíritu mientras oraba († hacia el año 250). 

• En Roma, en la vía Apia, en el cementerio de Calisto, sepultura de san Lucio, papa, sucesor de Cornelio, que sufrió el exilio por la fe de Cristo y fue, en tiempos angustiosos, eximio confesor de la fe, actuando con moderación y prudencia († 254). 

• En Sinope, en el Ponto, en la Turquía actual, san Foca, mártir, labrador de oficio, que sufrió muchas injurias por el nombre del Redentor († hacia el s. IV). 

• En Palestina, en la ribera del Jordán, san Gerásimo, anacoreta, que en tiempo del emperador Zenón, convertido a la fe ortodoxa por obra de san Eutimio, se entregó a grandes penitencias, ofreciendo a todos los que bajo su dirección se ejercitaban en la vida monástica, la norma de una integérrima disciplina y el modo de sustentarse († 475). 

• En Sahigir, en la región de Ossory, en Hibernia (hoy Irlanda), san Kierano, obispo y abad († 530). 

• En Arlés, en la Provenza, región de la actual Francia, san Virgilio, obispo, que recibió como huéspedes a san Agustín y a sus monjes, cuando viajaban hacia Inglaterra por encargo del papa san Gregorio I Magno († hacia el año 618). 

• En Vigevano, en Lombardía, región de Italia, beato Cristóbal Macassoli, presbítero de la Orden de Hermanos Menores, insigne por su predicación y su caridad para con los pobres († 1485). 

• En Nápoles, de la Campania, también región de Italia, beato Jeremías de Valaquia (Juan) Kostistik, el cual, religioso de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, con caridad y alegría asistió incesantemente a los enfermos durante cuarenta años († 1625). 

• También en Nápoles, san Juan José de la Cruz (Carlos) Gaetano, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, que, siguiendo las huellas de san Pedro de Alcántara, restableció la disciplina de la Regla en muchos conventos de la provincia de Nápoles († 1734). 

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día

Imagen con mensaje