Imagen con mensaje

¿Qué cruz puede llamarse grande, si Tú, Señor, ayudas a llevarla? - Beata Rafaela Ibarra

Hermoso es confiar en el Señor, que no abandona nunca a los suyos, aunque, a veces, pueda la ceguera humana ver otra cosa distinta. Porque por muchas dificultades, cruces con las que nos carguen o nos carguemos nosotros mismos, nunca serán grandes si contamos con la ayuda del Crucificado, que siempre, con su ejemplo y su palabra, está, cual fiel Cirineo, dispuesto a ayudarnos.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día

Marcos 10, 17-27

Marcos 10, 17-27

En aquel tiempo, cuando salta Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: -«Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la

Continuar leyendo »