Imagen con mensaje

¡Cuánta paz encontramos cada vez que nos postramos ante Jesús, presente en el sagrario! ¡Cuánta fuerza recuperamos para seguir luego caminando por los senderos de la vida diaria! Que las prisas a las que estamos acostumbrados no nos alejen de Él, que nos espera como el mejor amigo. Para que le contemos nuestras penas, para que le hagamos partícipe de nuestras ilusiones, para que le pidamos el apoyo que necesitamos. Jesús no se va, está siempre dispuesto a escucharnos. Acercarnos al sagrario nos hará un gran bien.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día

Lucas 1, 26-38

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado

Continuar leyendo »