Imagen con mensaje

Nunca vaciles en tender la mano; nunca titubees en aceptar la mano que otro te tiende - San Juan XXIII

Este mundo en el que nos ha tocado vivir sería mucho más humano si tuviéramos la valentía de tender puentes, en vez de construir muros, y de dar nuestra mano, aunque nos la rechacen, y aceptar las de aquellos a los que no consideramos de los nuestros. Los cristianos tenemos mucha tarea que hacer en este campo porque es parte de nuestra misión en la tierra. Empecemos derribando muros y construyendo puentes para acercarnos a los otros y trabajar por el bien común.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día

Santa Ediltrude

Santa Ediltrude

En el monasterio de Eli, en Inglaterra oriental, santa Ediltrude o Eteldreda, abadesa, quien, hija de reyes y ella misma reina de Northumbria, después de

Continuar leyendo »