Imagen con mensaje

Nada de lo que ocurra a los hombres nos debe resultar ajeno - San Juan XXIII

Los cristianos estamos llamados a participar en la construcción de un mundo mejor. Por eso las alegrías y sufrimientos de los demás debemos asumirlos como propios, poniendo todo nuestro esfuerzo en mejorar la vida de los otros, contribuyendo a desterrar odios, pobrezas y miserias y a traer convivencia, solidaridad y progreso humano. No se nos permite desentendernos de los demás.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Evangelio del día

San Patricio

Primer obispo de Málaga del que la historia nos ha dado noticia; pues consta por las actas del Concilio de Elvira, primero de los Concilios

Continuar leyendo »