Imagen con mensaje

La ociosidad es enemiga del alma - San Benito

No es nada bueno quedarse cruzados de brazos, sin hacer nada. Porque las personas ociosas, que no saben qué hacer o no quieren realizar ninguna tarea, son propensas a los lamentos cuando las cosas no van bien o ellas se encuentran en situaciones complicadas. Hay que estar bien activos. Porque el alma es propensa a dormirse en la comodidad, la abulia y la apatía. Estar ocupados todos los momentos del día es síntoma de vitalidad, de querer seguir aportando energías para avanzar en el seguimiento de Cristo y construir un mundo mejor.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Evangelio del día

San Emiliano

En Doróstoro, en Mesia, hoy Silistra, en Bulgaria, san Emiliano, mártir, que despreciando los edictos de Juliano el Apóstata y las amenazas de su vicario

Continuar leyendo »