Imagen con mensaje

Si queremos llegar a los demás, incluso a los que se declaran contrarios a nosotros, el mejor método para conseguirlo es actuar con bondad. Difícilmente encontraremos corazones que se cierren a un gesto de cariño desinteresado, a un apretón de manos sincero, a un ofrecimiento de ayuda. Si ven en nosotros que somos sinceros, vivimos lo que predicamos y actuamos noblemente y sin imposiciones, conseguiremos acercarnos a ellos y entrar en sus corazones.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Evangelio del día